Agencia BÚLGARO TRADUCCIONES - Los mejores profesionales del idioma búlgaro
Ofrecemos los siguientes tipos de traducción:
 
TRADUCCIÓN JURADA
Una traducción jurada es una traducción oficial con
validez legal ante las administraciones publicas, siendo la única
forma de acreditar la validez de un documento en un país donde
no es oficial el idioma del texto original, asegurando que los
contenidos de ambos documentos (original y traducción)
coinciden plenamente.
 
Una traducción jurada sólo puede ser realizada por un interprete
jurado en posesión del titulo correspondiente, expedido por el
Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación mediante las
pruebas y exámenes pertinentes, que le otorgan un poder similar al de un al notario, a la hora de equiparar administrativamente la traducción realizada al documento original.
 
Entre los documentos que deben traducirse de forma jurada
para su convalidación en países distintos al de origen, podemos
citar documentos expedidos por organismos oficiales, notarías, tribunales, universidades, registrosciviles, mercantiles o de la propiedad, etc.
 
TRADUCCIÓN TÉCNICA
Una traducción técnica o especializada es aquella en la que,
por el contenido particular sobre el que versa el documento,
se emplean palabras o frases especificas de un determinado
sector, y no usuales en el lenguaje coloquial manejado habitualmente.
 
Para este tipo de traducción contamos con traductores especializados en la mayoría de sectores tecnológicos y materias,que permiten asegurar la mayor calidad en lostextos elaborados a través de nuestros servicios.
 
El proceso de revisión será llevado a cabo por un profesional del sector, habituado a manejar el tipo de información contenida en el documento, y que terminará de perfilar el resultado, para que las personas a quien se dirige el texto, encuentren adecuada su lectura.
 
Para dominar el vocabulario utilizado, es imprescindible contar
con experiencia real dentro del sector sobre el que versa el documento, ya que, por ejemplo, un informático, dificilmente, podrá traducir el prospecto de un medicamento, o un biólogo el protocolo de comunicaciones de una red.
 
Entre los trabajos técnicos más habituales, podemos enumerar patentes, manuales e instrucciones de uso, catálogos de productos, tesis doctorales, formulaciones químicas y de medicamentos, etc.
 
TRADUCCIÓN JURÍDICA
Las traducciones jurídicas o legales son aquellas que proceden de documentos de derecho o afines.
En caso de que sea necesario utilizar el documento resultante de manera oficial, recomendamos utilizar nuestro servicio de traducción jurada.
 
Dada la terminología empleada y la concreción inherente a este tipo de textos, es imprescindible que el traductor que realice el trabajo, cuente con una gran experiencia en el mundo del derecho o ciencias políticas.
 
Ejemplos
Los documentos legales que habitualmente traducimos son:
  • Documentos legislativos, entre los que destacan textos de leyes, normativas, boletines oficiales, jurisprudencia, etc.
  • Textos jurídicos, donde podemos encontrar sentencias, requerimientos, expedientes, apelaciones, etc.
  • Escrituras notariales, poderes, herencias, capitulaciones, etc.
  • Contratos, ya sean de compraventa, laborales, acuerdos de negocios, etc.
 
TRADUCCIÓN COMERCIAL
Las traducciones comerciales o generales incluyen aquellos documentos que no versan sobre ningún sector técnico o especializado, o que en el caso de hacerlo, se dirijan al público en general, por lo que requieren un lenguaje natural, sencillo y accesible.
 
Es fundamental que el traductor sea nativo del idioma destino, ya que es la única forma de asegurar un lenguaje realmente fluido, incluyendo las construcciones propias del lenguaje, frases hechas y giros peculiares difíciles de utilizar por escritores foráneos.
 
El verdadero éxito de este tipo de traducciones, consiste en obtener un texto imposible de diferenciar de otro texto, redactado directamente en el idioma destino. Para ello, es muy importante la revisión por parte de un editor profesional, cuya misión será la de limar las pequeñas imperfecciones que pudieran haber permanecido durante la etapa de traducción, precisamente por mantener estructuras gramaticales o de vocabulario.
 
Ejemplos
Entre las traducciones generales más habituales podemos citar: folletos informativos, presentaciones, cartas, etc.
 
TRADUCCIÓN FINANCIERA
Las traducciones económicas o financieras versan sobre todo tipo de documentos donde lo más importante estriba en las cifras manejadas, y en facilitar al lector un texto traducido comprensible, ajustado a la información contenida en el documento original.
 
Es indispensable que el traductor posea sólidos conocimientos económicos, financieros, mercantiles y de banca, ya que el argot utilizado en estos sectores, es muy exacto y conciso lo que excluye de antemano cualquier tipo de variación que pudiese dar lugar a imprecisiones o ambigüedades.
 
Es de importancia capital el empleo de los términos exactosdocumento adaptado al lector, por ello, es necesario adaptar todos los detalles, símbolos monetarios, separadores de millares y decimales, etc. que hagan que el significado de ambos documentos coincida minuciosamente en cada detalle.
 
Ejemplos
Entre los contenidos que solemos traducir, podemos encontrar habitualmente informes financieros, libros de contabilidad, balances, documentos de banca, valoraciones de sociedades, informes de bolsa, subvenciones, etc.
 
TRADUCCIÓN PUBLICITARIA
En el mundo de la publicidad, acertar con un eslogan, lo es prácticamente todo, por ello, nuestra filosofía es la de tratar los textos publicitarios como se merecen, dedicándoles cuanta atención requieran, para no desmerecer las ideas desarrolladas por los creativos.
Es imprescindible la comunicación con el cliente, para comprender el espíritu de la campaña y poder así ofrecer, en el lenguaje destino, las palabras justas que digan lo que el cliente quiere comunicar a sus consumidores.
En definitiva, se trata de una labor de localización, ya que la adaptación del mensaje al público objetivo, es vital para asegurar el éxito de la campaña publicitaria y el retorno de la inversión, respetando siempre la identidad de la marca.
 
Ejemplos
Entre los contenidos que habitualmente manejamos, podemos enumerar folletos, presentaciones, campañas de marketing, cuñas radiofónicas, anuncios en prensa, banners publicitarios en Internet, etc.